Archive for política (lo siento)

Acerca de las fronteras virtuales

// abril 24th, 2009 // 5 Comments » // escritura, la vida, mio, política (lo siento), tecnologia

Recuerdo hace unos años cuando todo el mundo hablaba de esa cosa nueva llamada la “super autopista de la información” que permitiría hacer reales ideas tan locas y utópicas como “derrumbar fronteras”, o “dar acceso ilimitado a la información”. Todo sonaba emocionante, nuevo, y revolucionario.

Debo confesar que en su momento, creí que no se lograría. No pensaba que fuera técnicamente realizable un portento tecnológico de la magnitud que describían todos los visionarios de ese momento. No me cabía en la cabeza que algún día fuera a ser posible que diera lo mismo vivir en Madagascar, en Colombia, o en Suiza.

Pero sucedió. Y aquí estamos. Vivimos en un mundo interconectado donde todos somos iguales en la red. Donde las fronteras se han desdibujado y podemos decir lo que queramos para que lo escuche el mundo entero, o, mejor aún, cualquiera a que le interese. Sin obligar ni excluir a nadie.

Pero un momento, eso suena demasiado bien.

Es demasiado poder y demasiada libertad en las manos de todos y de cualquiera. Finalmente, alguien no tan amable finalmente lo notó, no lo soportó… y decidió que era hora de replicar los modelos de exclusión, desigualdad y división que nos atormentan en el mundo físico, pero ahora en la red.

Las fronteras, el dinero y las religiones son artificios. Fueron inventadas para separarnos, para excluirnos, para dividirnos y para, en últimas, controlarnos. El objetivo es evitar, a toda costa, que nos demos cuenta que solo hay una religión: el amor; solo una nacionalidad: el planeta Tierra; y que el dinero en realidad no existe, sino que es una mentira impuesta para darnos un afán inútil, una búsqueda infructuosa y eterna. Una entretención que nos distraíga de las cosas verdaderamente importantes en nuestras vidas.

Sin embargo, así nos construyeron el mundo. Nacimos en esta jaula, con estas reglas de juego; no conocemos nada más, y si nos negamos a jugar debemos exiliarnos: Volvernos hermitaños, vivir lejos del contacto de nuestros congéneres humanos. Así que es difícil concebir que haya otra posibilidad, que se pueda existir de otra manera.

Pero SI se puede. Lo demostramos en la red. Cuando empezamos a crear un universo paralelo e intangible que existe tras nuestras pantallas y en el cual estamos interconectados y compartimos sin esfuerzo, sin distancia, sin tiempo, sin dinero. Durante años, este nuevo mundo floreció sin restricciones diferentes a las capacidades técnicas del momento, se volvió un lugar diverso y plural. Una vitrina donde está simultáneamente lo más excelso y lo más frívolo de nuestra especie, lo más sublime y lo más grotesco. Pero todo en libertad.

Entonces, nuestros amos secretos, aquellos que se benefician de nuestras divisiones y reglas arbitrarias, aquellos que orquestan guerras y reconstrucciones, que justifican con mentiras la desigualdad y las riquezas y pobrezas obscenas se dieron cuenta que teniamos libertad en este mundo irreal. Supieron que empezábamos a darnos cuenta de esa mentira gigante que nos han dicho durante eras, que podíamos llegar a cuestionar su paradigma y darnos cuenta de la verdad última: NO SOMOS DIFERENTES, SOMOS IGUALES.

Y entonces, rápida y silenciosamente empezaron a replicar la lógica de división dentro de nuestra anárquica utopía.

¿Alguna vez te ha dicho Youtube que no puedes ver un video porque no esta disponible para tu país? ¿Has oido hablar de hulu, spotify, o pandora? ¿Ideas geniales restringidas a ciertos países virtuales? ¿te parece una desafortunada casualidad que los paises privilegiados con acceso a esos contenidos sean los mismos países que siempre han sido “desarrollados” o “civilizados”? ¿Esos mismos que nos conquistaron una vez, y hoy nos aprovechan como suministradores de materias primas y mano de obra barata? ¿Estaremos condenados al subdesarrollo virtual tanto como al económico o social? ¿Será que vamos a necesitar visas para visitar páginas de otros países?

Recientemente más y más sitios en la red han seguido esta tendencia: recreando una vez más nuestras ya viejas divisiones. Y en este nuevo contexto se ven más ridículas, más falsas que nunca antes. Ya sabemos que la red es una sola, no una en cada país. Ya sabemos que es exactamente igual de fácil mandarle archivos a tu vecino que a alguien que no conoces y que está al otro lado del mundo. Estas divisiones solo tienen justificaciones económicas y de mercado que responden a reglas de juego obsoletas y arbitrarias. Son la nueva cara de la vieja y conocida discriminación.

Ultimamente veo pasar estas cosas en la red. The Pirate Bay es juzgado y condenado, last.fm deja de ser “the social music revolution” para convertirse en un club que privilegia los países desarrollados y cuyo fin es lucrarse y fortalecer la agonizante industria discográfica. Los ejemplos se suceden uno tras otro.

Los fantasmas de los tiempos pasados luchan por evitar que nos liberemos y reinventemos nuestro mundo. Se trata de una batalla por definir la lógica predominante de la red, este Nuevo Mundo que estamos colonizando, por seguir con el mismo sistema que ha demostrado que no funciona y solo crea dolor y miedo,  o por inventar uno nuevo donde nos organizamos sin jerarquías, nos autocontrolamos y administramos nuestra libertad, sin capataces ni carceleros. Un sistema donde lo que nos motiva es el amor, las ideas, la diversión, y el intercambio.

Es nuestra obligación defender esta red, es nuestro espacio, es nuestro mundo paralelo e ilimitado. Debemos dejarle claro a cualquiera que quiera imponer sus reglas absurdas lo que ya sabemos con certeza y nadie nunca nos puede hacer olvidar: somos uno, podemos construir juntos, podemos crear valor que va mucho más allá del dinero y el mercado. Podemos reinventar nuestro mundo averiado y rescatar al menos una parte de él.

Por eso ayer, con mucho dolor y tristeza, borré mi historial en last.fm, mis tags y todas las contribuciones que le hice a ese sitio. Desde el 2005 fue mi refugio, mi comunidad favorita de toda la red… porque su interés era la musica, la comunidad y construir a partir de ella. Hoy, el mismo sitio responde a otra lógica: la del dinero. Y no lo voy a apoyar ni un día más. Mi cuenta sigue y seguirá existiendo como protesta, como un recordatorio de otra época donde la música y los ideales eran más importantes que el lucro. Como una momia virtual que grita en protesta.

Last.fm, para mi, se ha convertido en un lindo recuerdo, y en una advertencia ominosa. Un aviso de la importancia de mantener la red libre, y bajo el control de nosotros los usuarios.

Su espíritu original no puede ser vencido, y seguramente reaparecerá en otro servidor con otro nombre, y en otro momento. La red es una hidra y por eso no me preocupo. En este momento ya hay cientos de sitios alternativos, albergando a los usuarios desilusionados, como yo, que marchamos fuera del sueño que fuera last.fm. Porque hoy es una pálida sombra de lo que un día fue: ni siquiera se atreven ya a decir “the social music revolution”, y por eso debe ser boicoteado. Porque no fueron capaces de respetar y escuchar a la comunidad que los construyó, porque su junta directiva y sus nuevos dueños (la CBS)  decidieron pasar por encima de miles de posibles alternativas que no significarían discriminación, rabia, alienación y en últimas, una ofensa irreparable a los miles de usuarios que aportaron ingenuamente durante años contenidos que convirtieron a ese sitio en el epicentro del movimiento virtual musical.

Si estan de acuerdo conmigo, mis queridos tres lectores, estén alerta. Y recuerden siempre que cuando les pongan una barrera al frente, una frontera, un límite… les estan mintiendo. Podemos ser libres, podemos ser uno. Y la única lógica válida en la red es la de la libertad y la del amor.

ACTUALIZACION (Abril 25 de 2009):

Me arrepiento un poco de borrar mi historial de last.fm, ya nacio una cabeza nueva de la hidra, y se puede importar la información:
 http://libre.fm/

 http://alpha.libre.fm/

Promete la cosa. :)

Por la cultura digital en Colombia.

// abril 20th, 2008 // No Comments » // la vida, noticia, política (lo siento)

Pues vale, la mayoría probablemente ya esté enterada de todo el debate en torno al documento CONPES con el cual se define la politica de propiedad intelectual a seguir en Colombia. Pues en breve, parece que no se esan tomando en cuenta las nuevas alternativas de propiedad intelectual como Creative Commons, copyleft y demás posibilidades (de las cuales me declaro fanático furioso). ¿Queremos vivir en un país que decide cerrar los ojos a estas alternativas? ¿Nos interesa que el acto de compartir sea igual (legalmente hablando) al de piratear?

Pues se puede firmar para declarar nuestra inconformidad… así que todo aquel que no lo haya hecho, péguese una leída a alguno de estos artículos y si quiere ayudar a cambiar las cosas para que nuestras leyes de propiedad intelectual esten más acorde a los tiempos en que vivimos, firme el documento online que se encuentra aca.

De marchas y manifestaciones.

// febrero 4th, 2008 // No Comments » // escritura, la vida, política (lo siento)

Hoy las noticias de nuestro pais hablan todo el tiempo de lo mismo. Eso suele suceder aca y supongo que también en muchos otros países. El tema esta vez es la marcha contra las FARC que se lleva a cabo en Colombia y muchas otras ciudades del mundo.
No se habla de nada más. Miles de personas vestidas de blanco (o negro como Antanas) caminan por las calles de esta ciudad (y muchas otras) manifestando su rechazo al secuestro como método adoptado por las Farc, y a las mismas Farc por el sufrimiento que le han causado al país.

En un país donde normalmente no se ven este tipo de manifestaciones públicas definitivamente hay que reconocer que es importante que esto suceda. La mayoría de personas que salen a marchar lo hacen de corazón, poque de verdad estamos cansados de esta guerra, porque de verdad creen que algo va a cambiar.

Tristemente, debo admitir que no soy tan optimista. Lo unico que lograremos es trasmitirle al mundo con claridad que el llamado “ejercito del pueblo”, las Farc, no es del pueblo, no creo que se logre más que eso. El sentir aca en Colombia no es el de que ellos son unos luchadores justicieros en camino a liberar nuestro pais y hacerlo mejor. Tal vez en algun momento de la historia fuera asi (y seguramente lo fue, pero no lo recuerdo así desde que existo), pero en realidad los ideales que en teoría mueven a ese grupo hace mucho tiempo son invisibles, insignificantes.

Hay que decir que a las Farc seguramente no las van a conmover ni esta ni ninguna marcha. No creo que les importe ni siquiera cuestionarse si este rechazo los desautoriza o no como defensores de los desposeídos en Colombia. Ellos no cambiarán su posición, ni cederán un ápice. A Uribe y los entes oficiales les sirve apoyar la marcha, pararse al lado del pueblo para que parezca que es el pueblo quien se para junto a ellos, pero tampoco variarán en lo más mínimo su posición. A Chavez (porque hay muchos que marchan contra Chavez), tampoco le va a afectar que marchemos o no marchemos. Y en fin, miles de tintes tiñen esta marcha que supuestamente es blanca, pero que en el fondo no puede serlo.

Así como no es tan blanca la cosa, también es cierto que en esta guerra no hay héroes y villanos simplemente. Así como las farc no son héroes, no lo son tampoco sus oponentes, los paramilitares, aunque hayan protagonizado una bella y compleja farsa de desmovilización, y tampoco lo son las fuerzas armadas del estado, ni lo es el gobierno mismo. No tenemos facciones de héroes, hay unos pocos héroes sueltos desperdigados en medio de este caos. Pero esa idea maniqueísta de buenos y malos es un discurso que nos venden para controlarnos, para enfocar nuestra energía y canalizarla en una dirección. Es un mecanismo de control, probablemente encaminado a sostener una crisis interminable, a justificar la guerra y el enfrentamiento en el cual los colombianos hace mucho solo participamos como muertos y peones.

Y ese es mi dolor más profundo: la manera como esta marcha, que nació espontaneamente y a la cual la mayoría asiste de corazón, se Intenta convertir también en un mecanismo de control, un modo inocuo y sin resultados de enfocar la furia y el dolor de la gente, de darle salida. Una manera aséptica y controlada de permitir a la gente desahogarse y así evitar que suceda algo que de verdad cambie las cosas. Marchen hoy, olviden mañana. Y a pesar de las lindas imágenes en los noticieros, y la profunda indignación del ciudadano de a pie, nada cambia. Y la guerra sigue solo por el dinero que mueve, y los intereses que oculta.

Peri que quede claro: No estoy en contra de la marcha en sí, me parece positivo que pase algo. Que por fin pase algo. Lo que pienso es que no es suficiente y que no se puede abandonar el espíritu crítico. Las marchas sirven para reivindicar los derechos de los pensionados, para que los sindicatos consigan concesiones del frio establecimiento. Acá la crisis es muchísimo más grave, y las acciones a tomar deberían ser muchísimo más drásticas. No basta con ponerse una camiseta y salir un rato, este país debería detenerse. Detenerse totalmente, perjudicando poderes económicos y militares, tanto legales como ilegales de diversos calibres. Deberíamos purgar nuestro gobierno TOTALMENTE, y ponerlo en manos de cada ciudadano, y de cada habitante. Una simple marcha parece un pañito de agua tibia cuando un Gandhi y su desobediencia civil se parece más a lo que necesitamos.

Pero que le vamos a hacer, es lo que hay y es mejor que nada. Eso sin duda.

Hoy rechazamos a la guerrilla que ha perdido su supuesto ideal y solo ofrece muerte y miedo. Está bien, pero eso hay que rechazarlo todos los días no solo hoy, y hay que rechazarlo de igual manera (o mayor) cuando no proviene del monte sino del capitolio, o de la estación de policía. Lo que hay que tener claro es que estar en contra del secuestro, de la violencia y de cualquier grupo que los use como herramienta no es automáticamente apoyar la maquina de guerra que se le opone (¿se le opone? ¿o lo alimenta?). Y que no apoyar esa máquina de guerra tampoco es automáticamente estar de lado de los “bandoleros asesinos”. Hay que tener una mente clara, y ser capaces SIEMPRE de hacer preguntas.

Hay que manifestarse y preguntar, pero no podemos permitir que un espíritu belicista y guerrerista nos lleve a más violencia cuando lo que queremos es menos. El problema acá en Colombia es tan grave que nada de lo que suceda debe tomarse a la ligera. Hay que marchar y manifestarse, pero hay que tener bien claro qué estamos apoyando y en que punto nuestras ansias de paz las convierten en gasolina de guerra.

Ojo ahi.

asesino, no eres bienvenido

// marzo 7th, 2007 // No Comments » // grafico, mio, política (lo siento)

asesino... no eres bienvenido

acerca de la próxima visita de ese señor.

Preocupación Política

// febrero 25th, 2007 // 4 Comments » // escritura, la vida, política (lo siento)

Estos días he estado oyendo más noticias de las que es aconsejable. Por supuesto tras este tipo de comportamientos solo una cosa puede suceder y es que por supuesto me siento decepcionado. No me gusta lo que pasa con mi país y el mundo. Es deprimente la manera en que nuestros gobernantes toman decisiones que son claramente erróneas… y no me refiero solo a los gobernantes colombianos, sino a los del mundo en general.
Siento que existe una brecha cada día mayor entre nosotros y aquellos que se supone elegimos para representarnos. Podría dar ejemplos específicos y puntuales pero la verdad no es el punto al que quiero llegar, ni es mi intención atacar directamente a nadie.
He reflexionado mucho en torno a ciertas palabras de Anabelle, que se pregunta porque tenemos que dejar que otras personas elijan por nosotros, por que otros deben tomar las decisiones que nos conciernen, y creo que el motivo por el cual debimos tener en algún momento representantes es porque era realmente imposible reunir a toda la población para elegir. Así que nuestra civilización se conformó con lo segundo mejor: libertad de elegir a alguien que te represente… pero, ¿es eso democracia?

Creo que no. Creo que la democracia como primero la pensaron los griegos no era darle a la gente la posibilidad de elegir jefe y ya. Era darle a la gente la posibilidad de elegir y votar sobre todo aquello que realmente influyera en su vida. Creo que nuestra democracia (en el planeta Tierra) está mal enfocada. No deberíamos elegir gente que nos represente porque después no lo hacen. Se olvidan que su responsabilidad esta con la gente que los eligió y hacen cualquier otra cosa. Por otro lado, no puedo sacar de mi mente las sabias palabras de Douglas Adams, quien dice que cualquiera que quiera ser gobernante es inapto para serlo por el simple hecho de quererlo, y que los mejores gobernantes serían aquellos que no tienen ningun interés en serlo.

Así que se me ha ocurrido una posible solución: Traer la democracia a la red, y de esa manera llevarla a todo el mundo. De alguna manera se trata de tomar el lugar del congreso por medio de la red… crear un sistema donde todos y cada uno de los ciudadanos tenga la posibilidad de ejercer su derecho de votar pero no por otras personas sino a favor o en contra de proyectos, de ideas y acciones que realmente influencien nuestras vidas.

Así que lo empecé a pensar y a investigar, y como suele suceder con todas las ideas hoy en día pues a alguien más ya se le ha ocurrido… resulta que han habido ya iniciativas en este sentido… para empezar hay un artículo en Wikipedia, originalmente en inglés pero que me tome la molestia de traducir. Por otro lado, encontré algo interesante también en la página del senado de colombia. (Por increíble que parezca).

Parece que a nuestros honorables congresistas ya se les había ocurrido la idea de incluir la participación ciudadana via web… tienen una seccion y todo llamada SenadorVirtual, donde en teoría se puede votar por los proyectos de ley que ellos discuten. Todo parece indicar que lo hicieron una vez y luego el proyecto cayó en el olvido. Tal vez si lo solicitamos lo reactiven, pero de cualquier manera la burocracia involucrada probablemente hará que pase bastante tiempo antes de que siquiera recibamos una respuesta o aun mas antes de que lo reactiven del todo.

Quisiera que algún día de verdad el control de las cosas que pasan en nuestra sociedad estuviera en nuestras manos.

Estoy loco o alguien más le parece que valdría la pena probar un sistema asi?

Gathacol.net