Acerca de las fronteras virtuales

// abril 24th, 2009 // escritura, la vida, mio, política (lo siento), tecnologia

Recuerdo hace unos años cuando todo el mundo hablaba de esa cosa nueva llamada la “super autopista de la información” que permitiría hacer reales ideas tan locas y utópicas como “derrumbar fronteras”, o “dar acceso ilimitado a la información”. Todo sonaba emocionante, nuevo, y revolucionario.

Debo confesar que en su momento, creí que no se lograría. No pensaba que fuera técnicamente realizable un portento tecnológico de la magnitud que describían todos los visionarios de ese momento. No me cabía en la cabeza que algún día fuera a ser posible que diera lo mismo vivir en Madagascar, en Colombia, o en Suiza.

Pero sucedió. Y aquí estamos. Vivimos en un mundo interconectado donde todos somos iguales en la red. Donde las fronteras se han desdibujado y podemos decir lo que queramos para que lo escuche el mundo entero, o, mejor aún, cualquiera a que le interese. Sin obligar ni excluir a nadie.

Pero un momento, eso suena demasiado bien.

Es demasiado poder y demasiada libertad en las manos de todos y de cualquiera. Finalmente, alguien no tan amable finalmente lo notó, no lo soportó… y decidió que era hora de replicar los modelos de exclusión, desigualdad y división que nos atormentan en el mundo físico, pero ahora en la red.

Las fronteras, el dinero y las religiones son artificios. Fueron inventadas para separarnos, para excluirnos, para dividirnos y para, en últimas, controlarnos. El objetivo es evitar, a toda costa, que nos demos cuenta que solo hay una religión: el amor; solo una nacionalidad: el planeta Tierra; y que el dinero en realidad no existe, sino que es una mentira impuesta para darnos un afán inútil, una búsqueda infructuosa y eterna. Una entretención que nos distraíga de las cosas verdaderamente importantes en nuestras vidas.

Sin embargo, así nos construyeron el mundo. Nacimos en esta jaula, con estas reglas de juego; no conocemos nada más, y si nos negamos a jugar debemos exiliarnos: Volvernos hermitaños, vivir lejos del contacto de nuestros congéneres humanos. Así que es difícil concebir que haya otra posibilidad, que se pueda existir de otra manera.

Pero SI se puede. Lo demostramos en la red. Cuando empezamos a crear un universo paralelo e intangible que existe tras nuestras pantallas y en el cual estamos interconectados y compartimos sin esfuerzo, sin distancia, sin tiempo, sin dinero. Durante años, este nuevo mundo floreció sin restricciones diferentes a las capacidades técnicas del momento, se volvió un lugar diverso y plural. Una vitrina donde está simultáneamente lo más excelso y lo más frívolo de nuestra especie, lo más sublime y lo más grotesco. Pero todo en libertad.

Entonces, nuestros amos secretos, aquellos que se benefician de nuestras divisiones y reglas arbitrarias, aquellos que orquestan guerras y reconstrucciones, que justifican con mentiras la desigualdad y las riquezas y pobrezas obscenas se dieron cuenta que teniamos libertad en este mundo irreal. Supieron que empezábamos a darnos cuenta de esa mentira gigante que nos han dicho durante eras, que podíamos llegar a cuestionar su paradigma y darnos cuenta de la verdad última: NO SOMOS DIFERENTES, SOMOS IGUALES.

Y entonces, rápida y silenciosamente empezaron a replicar la lógica de división dentro de nuestra anárquica utopía.

¿Alguna vez te ha dicho Youtube que no puedes ver un video porque no esta disponible para tu país? ¿Has oido hablar de hulu, spotify, o pandora? ¿Ideas geniales restringidas a ciertos países virtuales? ¿te parece una desafortunada casualidad que los paises privilegiados con acceso a esos contenidos sean los mismos países que siempre han sido “desarrollados” o “civilizados”? ¿Esos mismos que nos conquistaron una vez, y hoy nos aprovechan como suministradores de materias primas y mano de obra barata? ¿Estaremos condenados al subdesarrollo virtual tanto como al económico o social? ¿Será que vamos a necesitar visas para visitar páginas de otros países?

Recientemente más y más sitios en la red han seguido esta tendencia: recreando una vez más nuestras ya viejas divisiones. Y en este nuevo contexto se ven más ridículas, más falsas que nunca antes. Ya sabemos que la red es una sola, no una en cada país. Ya sabemos que es exactamente igual de fácil mandarle archivos a tu vecino que a alguien que no conoces y que está al otro lado del mundo. Estas divisiones solo tienen justificaciones económicas y de mercado que responden a reglas de juego obsoletas y arbitrarias. Son la nueva cara de la vieja y conocida discriminación.

Ultimamente veo pasar estas cosas en la red. The Pirate Bay es juzgado y condenado, last.fm deja de ser “the social music revolution” para convertirse en un club que privilegia los países desarrollados y cuyo fin es lucrarse y fortalecer la agonizante industria discográfica. Los ejemplos se suceden uno tras otro.

Los fantasmas de los tiempos pasados luchan por evitar que nos liberemos y reinventemos nuestro mundo. Se trata de una batalla por definir la lógica predominante de la red, este Nuevo Mundo que estamos colonizando, por seguir con el mismo sistema que ha demostrado que no funciona y solo crea dolor y miedo,  o por inventar uno nuevo donde nos organizamos sin jerarquías, nos autocontrolamos y administramos nuestra libertad, sin capataces ni carceleros. Un sistema donde lo que nos motiva es el amor, las ideas, la diversión, y el intercambio.

Es nuestra obligación defender esta red, es nuestro espacio, es nuestro mundo paralelo e ilimitado. Debemos dejarle claro a cualquiera que quiera imponer sus reglas absurdas lo que ya sabemos con certeza y nadie nunca nos puede hacer olvidar: somos uno, podemos construir juntos, podemos crear valor que va mucho más allá del dinero y el mercado. Podemos reinventar nuestro mundo averiado y rescatar al menos una parte de él.

Por eso ayer, con mucho dolor y tristeza, borré mi historial en last.fm, mis tags y todas las contribuciones que le hice a ese sitio. Desde el 2005 fue mi refugio, mi comunidad favorita de toda la red… porque su interés era la musica, la comunidad y construir a partir de ella. Hoy, el mismo sitio responde a otra lógica: la del dinero. Y no lo voy a apoyar ni un día más. Mi cuenta sigue y seguirá existiendo como protesta, como un recordatorio de otra época donde la música y los ideales eran más importantes que el lucro. Como una momia virtual que grita en protesta.

Last.fm, para mi, se ha convertido en un lindo recuerdo, y en una advertencia ominosa. Un aviso de la importancia de mantener la red libre, y bajo el control de nosotros los usuarios.

Su espíritu original no puede ser vencido, y seguramente reaparecerá en otro servidor con otro nombre, y en otro momento. La red es una hidra y por eso no me preocupo. En este momento ya hay cientos de sitios alternativos, albergando a los usuarios desilusionados, como yo, que marchamos fuera del sueño que fuera last.fm. Porque hoy es una pálida sombra de lo que un día fue: ni siquiera se atreven ya a decir “the social music revolution”, y por eso debe ser boicoteado. Porque no fueron capaces de respetar y escuchar a la comunidad que los construyó, porque su junta directiva y sus nuevos dueños (la CBS)  decidieron pasar por encima de miles de posibles alternativas que no significarían discriminación, rabia, alienación y en últimas, una ofensa irreparable a los miles de usuarios que aportaron ingenuamente durante años contenidos que convirtieron a ese sitio en el epicentro del movimiento virtual musical.

Si estan de acuerdo conmigo, mis queridos tres lectores, estén alerta. Y recuerden siempre que cuando les pongan una barrera al frente, una frontera, un límite… les estan mintiendo. Podemos ser libres, podemos ser uno. Y la única lógica válida en la red es la de la libertad y la del amor.

ACTUALIZACION (Abril 25 de 2009):

Me arrepiento un poco de borrar mi historial de last.fm, ya nacio una cabeza nueva de la hidra, y se puede importar la información:
 http://libre.fm/

 http://alpha.libre.fm/

Promete la cosa. :)

5 Responses to “Acerca de las fronteras virtuales”

  1. jose dice:

    PODEMOS SER GATHACOL.
    Podemos ser libres, podemos ser uno.
    No somos diferentes, y el deseo de dejar correr las mentes sin trapujos no no lo va a quitar nadie.
    Porque la red es una hydra, eso no nos preocupa.

    ¡QUE VIVA LA RED! ¡QUE VIVA LA SINGULARIDAD HUMANA A TRAVÉS DE LA INTERNET!

  2. FaïerHedd dice:

    Es una desilusión, sí. Es una perdida y una tontería que no nos dejen seguir jugando con la hermosa herramienta que construyeron, sí.
    Pero en este mundo paralelo lo que es uno, es infinito y lo que se copia una vez se puede reproducir en masa.

    Last.fm si fue una revolución, aunque ahora se niegue torpemente a seguir siendo parte de ella, y esa revolución seguirá en pie y dando paso a su descendencia hasta que la red entera caiga. Sí.

    Pero hay que tener en cuenta que las barreras si son reales. Los límites existen desde que nacimos, porque nacimos en guerra. No queremos verla porque ha sido disfrazada, una y mil veces, en todas partes. En la comida, en nuestros muebles, en cada pequeña herramienta que usamos. Muy bien lavada de toda la sangre que carga.

    No hay que negarlas, hay que tumbarlas. No somos diferentes, somos iguales y podemos ser amigos. Pero nacimos divididos, porque siempre debe haber alguien del otro lado. Todos somos comida y alguien ha de devorarnos.

    Así que un saludo a los que no me creen y no quieren devorar y no quieren ser devorados, porque de sus manos pueden brotar las esperanzas de unión que rompan con este mundo tan arbitrariamente jerárquico.

  3. anonima dice:

    Lo que ayer parecia un discurso innovador de libertad (lastfm) hoy suena hueco.
    Ahora suena a lugar comun….

  4. jacototfairs dice:

    hace algún tiempo ya
    que los filósofos hablan de
    “capitalismo cognitivo”
    “multitud”
    “sociedad de control”
    etc
    etc
    todos estos conceptos significan:
    las formas de control están mutando…
    los modos de resistencia también!

  5. m. dice:

    hola!!
    siento ponerme en contacto contigo de esta forma, no encontre ningun dato.
    Primero decirte que el estilo de tu blog me gusta mucho personalmente, pero ademas trabajo en una empresa de publicidad y me gustaria contactar con el encargado de la publicidad del blog!

    un saludo!
    m.

Leave a Reply

Gathacol.net